Facultad de

Ciencias Sociales

Académico de la Escuela de Psicología coedita libro sobre psicopatología contemporánea

*Pablo López-Silva y Álvaro Cavieres presentaron publicación en congreso de Sonepsyn.

En el marco del LXXVI Congreso de la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile (Sonepsyn): “De lo personal a lo virtual”, fue presentado el libro “La realidad transformada: hacia una recalibración de la psicopatología contemporánea”, coeditado por el doctor Pablo López-Silva, académico de la Escuela de Psicología de la Facultad de Ciencias Sociales de la UV, y el doctor Álvaro Cavieres, del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina UV.

Según destaca el profesor López-Silva, este “es uno de los pocos libros de esta naturaleza en español. Cuenta con autores destacados en el área de la psiquiatría y la psicopatología, como el doctor Gustavo Figueroa, maestro de la psiquiatría chilena”.

Según reseña el libro, “desde un punto de vista histórico, la psicopatología es una disciplina reciente. Encontrando sus bases en el estudio clínico empírico y psicosocial de las alteraciones mentales, la psicopatología constituye un dominio fundamentalmente interdisciplinario al lidiar con un objeto de estudio complejo y en constante evolución, esto es, las enfermedades mentales. La comprensión y explicación de este tipo de fenómeno no se alimentará solamente del influjo de la neurobiología o las denominadas ‘ciencias empíricas’, sino que también está entrecruzada por saberes provenientes de la semántica, lingüística, psicología, filosofía, bioquímica, nutrición, entre muchas otras áreas del saber humano. Esto, si bien puede ser visto como una ventaja en términos heurísticos, también lleva a ciertos desacuerdos empíricos y conceptuales, como por ejemplo, la discusión sobre cómo entender el concepto mismo de interdisciplinariedad a la base de la disciplina”.

“Uno de los desafíos que propone la complejidad y naturaleza del objeto de estudio de la psicopatología es la construcción de saberes que sean consistentes con los cambios contextuales, epistemológicos y la nueva evidencia experimental disponible dentro de los cuáles sus conceptos fundamentales son inteligibles. Una revisión a la situación actual de tales conceptos revela que muchos de ellos —que gozaron de otrora popularidad— están en desuso, otros reproducen diversos tipos de problemas, y a su vez, esto lleva a la consecuencia de que pocos son los conceptos nuevos introducidos a la disciplina. Según Berrios & Olivares, este asunto invita a la necesidad constante en la psicopatología y la psiquiatría de recalibrar y actualizar sus conceptos. Esto requiere considerar la historia de los términos que emplea la disciplina para designar síntomas, conductas y alteraciones cerebrales y, luego, una profunda discusión de los conceptos teóricos que subyacen al campo, todo esto acompañado por la cuidadosa observación clínica del fenómeno que busca entenderse. Por lo tanto, el progreso de la disciplina implica una constante actualización teórica y experimental”.

Así, la colección “La realidad transformada: hacia una recalibración de la psicopatología contemporánea” representa “un espacio para el desarrollo del análisis crítico y la actualización de algunos de los conceptos más fundamentales dentro de la psicopatología contemporánea. A saber, el proceso de recalibración puede estar informado por análisis conceptuales y/o empíricos, por lo que la compilación pretende rescatar el espíritu interdisciplinar en el cual se erigió la psicopatología moderna”.

Autores

Los autores que participan en esta publicación son los siguientes:

Gustavo Figueroa Cave: médico psiquiatra de la Universidad de Chile, profesor titular de Psiquiatría de la Universidad de Valparaíso, investigador de la Fundación Alexander von Humboldt en la Universidad de Heidelberg durante los años 1974-1976 y 1986 y miembro de la Academia Chilena de Medicina.

Álvaro Cavieres: médico cirujano y psiquiatra por la Universidad de Valparaíso. Ha trabajado en el Hospital del Salvador de Valparaíso, donde ha estado a cargo de la Unidad de Trastornos Psicóticos. Es actualmente profesor titular del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Valparaíso.

Maximiliano Abarca: médico cirujano de la Universidad Austral de Chile, psiquiatra adulto de la Universidad de Valparaíso y diplomado en Clínica en Neuropsiquiatría del Adulto en la Universidad de Chile. Actualmente trabaja la mayor parte de su jornada en el Hospital Doctor Gustavo Fricke de Viña del Mar en las áreas de psiquiatría de enlace, intrahospitalaria y trastornos psicóticos. Además participa en labores de investigación y docencia.

Pablo López-Silva: psicólogo por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Master in Research y PhD in Philosophy por la Universidad de Manchester, Reino Unido. Actualmente es profesor adjunto en la Escuela de Psicología de la Universidad de Valparaíso e investigador Fondecyt en el campo de la psicopatología, la fenomenología y la filosofía de la mente desde un punto de vista analítico.

Emmanuel Méndez: médico cirujano de la Universidad de Chile, psiquiatra de adultos de la Universidad Mayor, y posee el grado de magíster en Filosofía de la Mente, Lenguaje y Cognición y un Diplomado en Filosofía y Ciencias por la Universidad Alberto Hurtado. Además, participa como investigador asociado en la Unidad de Psicolingüística Clínica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Campus Sur.

Vanessa Acuña Pérez: médica cirujana de la Universidad Austral de Chile y psiquiatra de adultos de la Universidad de Valparaíso. Actualmente trabaja en el Hospital Del Salvador en Valparaíso, donde se desempeña como jefa de la Unidad de Trastornos Psicóticos. Además realiza labores de docencia e investigación.

Alicia I. Figueroa-Barra: profesora asistente en el Departamento de Psiquiatría y Salud Mental campus Sur de la Universidad de Chile, especialista en lingüística clínica asociada al Laboratorio de Psiquiatría Traslacional-Psiquislab donde completó su postdoctorado (2017-2019), investigadora adjunta del Núcleo del Milenio para Mejorar la Salud Mental de adolescentes y jóvenes. Actualmente, es investigadora responsable de un proyecto Fondecyt de iniciación sobre marcadores lingüísticos en poblaciones de alto riesgo de psicosis.

Ulíses Ríos: médico psiquiatra, magíster en Salud Pública y diplomado en Bioética Fundamental y Clínica por la Universidad de Chile. Doctor en Psicoterapia por la Universidad Católica de Chile. Actualmente es jefe de la Unidad de Trastornos del Ánimo del Hospital Psiquiátrico del Salvador y profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Valparaíso.

Rosa Behar: médica psiquiatra de la Universidad de Chile, profesora titular del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Valparaíso, con estudios de postítulo en la University of Edinburgh, (Reino Unido) y en la University of Chicago (Estados Unidos). Miembro honoraria de la Sociedad Chilena de Salud Mental y miembro emérita de la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile (Sonepsyn), de la cual es coordinadora del Grupo de Trabajo Salud Mental en la Mujer. Distinguida con la Medalla Doctor Augusto Orrego Luco y con el Premio a la Trayectoria concedido por el Capítulo Hispano Latinoamericano de la Academy of Eating Disorders.

Profesora Mahia Saracostti fue nombrada consejera académica de la Defensoría de la Niñez

*Académica de la Escuela de Trabajo Social manifestó su orgullo por participar en “una de las instituciones que hacen un trabajo muy destacable a nivel nacional”.

Con orgullo recibió la profesora Mahia Saracostti, de la Escuela de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Sociales UV, su nombramiento como integrante del consejo académico de la Defensoría Nacional de la Niñez. La académica, quien además es directora de la Cátedra Unesco Niñez, Juventud, Educación y Sociedad, valoró el trabajo que desarrolla dicha instancia, y destacó el significativo aporte que la Universidad de Valparaíso podrá hacer al país desde esta posición.

Según expresa la doctora Saracostti, “para mí es realmente un honor formar parte de este consejo. Creo que la Defensoría de la Niñez es una de las instituciones que hacen un trabajo muy destacable a nivel nacional, es una institución éticamente muy rigurosa; personalmente, me encanta el trabajo que ha hecho la defensora, Patricia Muñoz, ella ha sido una mujer con un gran liderazgo y con mucha valentía, que ha puesto en el tapete de la discusión pública y ha visibilizado las necesidades y también la relevancia de promover los derechos de niños, niñas y adolescentes en las distintas esferas del mundo social y político de nuestro país”.

Por ello, añade, “creo que vamos a poder generar puentes entre las universidades y particularmente la Universidad de Valparaíso, poner a disposición de la Defensoría todo el bagaje cultural que tenemos como universidades, todo el conocimiento que generamos, no solamente desde el mundo de la educación o de las ciencias sociales, sino que también de la salud, de las ciencias jurídicas y transversal desde las distintas disciplinas que se desarrollan en la Universidad”.

Por otro lado, Mahia Saracostti explica que “la gestión de la Defensoría de la Niñez supone que es asesorada por este consejo, en el que hay representantes de la sociedad civil, de organizaciones de la sociedad civil, de organizaciones de niños, niñas y adolescentes −que es algo que me parece muy interesante, porque supone que es un consejo intergeneracional− y representantes del mundo académico. Yo estoy ocupando un cupo como consejera en representación del mundo académico”.

Especial relevancia

Añade: “En nuestra calidad de universidades, adquiere especial relevancia el poder, por un lado, impulsar procesos de formación profesional inicial y continua con enfoque de derechos de la niñez y la adolescencia que no se limite al caso de la educación o de las ciencias sociales, que es lo más común, sino que de manera transversal en las distintas disciplinas que se cultivan en nuestras instituciones. Entonces, creo que la posibilidad de participar en la Defensoría me va a entregar insumos para poder aportar en esa lógica. Creo que el aporte es bidireccional: desde las universidades a la Defensoría y desde la Defensoría a las universidades”.

Respecto del aporte de la Universidad hacia la Defensoría, apunta, “creo que es fundamental que podamos promover investigación científica pertinente y relevante que implique necesariamente el rol de sujeto activo de niños, niñas y adolescentes en la generación de conocimiento, en particular aquellos aspectos que afectan la vida de niños, niñas y adolescentes, facilitando además que la autoridad pública pueda tomar decisiones informadas y que realmente considere sus voces. Creo que ahí nosotros como universidades tenemos un gran aporte que hacer en lo que dice relación con la generación de conocimiento. Creo que la política pública tiene que estar informada en conocimiento y en generación de conocimiento y en la investigación académica, científica y tecnológica que nosotros como universidades generamos. Creo que ahí también podemos hacer un puente con el rol de la Defensoría”.

En cuanto a las funciones propias del consejo al cual fue invitada la profesora Saracostti, explica que “son básicamente asesorar a la defensora en aquellas cuestiones de competencia de la Defensoría de la Niñez; recibir propuestas de la sociedad civil relacionadas con el ejercicio y el rol de la Defensoría de la Niñez; generar propuestas de intervención o de acción en la Defensoría, y canalizar las opiniones de la sociedad civil respecto al rol y a las atribuciones de la Defensoría de la Niñez. Si analizamos todas esas funciones, claramente desde el mundo universitario, y particularmente desde nuestra universidad, nosotros podemos entregar esa asesoría, podemos generar propuestas innovadoras, podemos hacer también un poco de puente entre el mundo académico, desde las distintas disciplinas, hacia la Defensoría, y por tanto incidir en la toma de decisiones y asesorar a la defensora”.

Principios básicos

“La niñez y la adolescencia son un momento ideal para investigar, para intervenir, para incidir en la vida de las personas en el buen sentido de la palabra. Y eso es no sólo porque sea un período de especial vulnerabilidad, sino también porque es un espacio de oportunidades. Lo que sucede en la niñez y en la adolescencia no sólo impacta en el bienestar de esta población, sino que también en el progreso de la sociedad completa, de nuestro país completo”, enfatiza la académica.

Y añade: “Si uno por ejemplo revisa lo que dicen los Objetivos de Desarrollo Sustentable, la ODS, debiéramos poner nuestra atención como Estado de Chile en la protección de nuestro planeta contra un futuro peligroso e incierto, y la garantía de propiciar vidas seguras, justas, saludables e íntegras para las generaciones futuras, y en eso, niños, niñas y adolescentes están en el corazón de esta visión, con sus derechos, con sus perspectivas, con sus aportes. Por eso, yo creo que el poder participar de una instancia nacional de tanta relevancia como la Defensoría de la Niñez, va a implicar que podamos aportar directamente en esta etapa vital de niños, niñas y adolescentes”.

Asimismo, dice Mahia Saracostti, “el contexto actual, histórico y político, nos entrega la oportunidad de avanzar en algunos principios básicos que como país hasta el momento no hemos implementado. Por ejemplo, el reconocer a niños, niñas y adolescentes como sujetos titulares de derecho en todos los segmentos sociales, en todas las edades, en todos los territorios. Creo que además hay que reconocer y acompañar el principio de autonomía progresiva, esta idea de que niños, niñas y adolescentes puedan ir avanzando en consideración a su capacidad autónoma en el ejercicio de sus derechos, ciertamente siempre considerando su edad y su nivel de madurez; que el Estado es el garante principal de plenos derechos de niños, niñas y adolescentes. Por tanto nosotros, como universidad estatal, somos parte de esta responsabilidad, que creemos que desde el mundo de las universidades también hemos avanzado, y en eso la Cátedra Unesco tiene un rol importante en considerar que las políticas públicas tienen que incluir o considerar una perspectiva integral, de todos los ámbitos de niños, niñas y adolescentes y sus familias; que tenemos que reconocer diversas infancias y adolescencias. Esas premisas básicas están en la Cátedra Unesco y yo espero poder aportarlas en la Defensoría de la Niñez”.

“Ciencias Sociales y el debate sobre los neuroderechos” es el próximo coloquio de ciclo 2021

*El viernes 29 de octubre, a las 16:00 horas.

Con el conversatorio “Ciencias Sociales y el debate sobre los neuroderechos” continúa el próximo viernes 29 de octubre, a las 16:00 horas, el Ciclo de Coloquios organizado por la Facultad de Ciencias Sociales de la UV.

En la ocasión, expondrán el doctor Raúl Madrid Ramírez, académico, director del Programa de Derecho, Ciencia y Tecnología de la Pontificia Universidad Católica de Chile; la doctora María Paz Madrid San Martin, académica de la Escuela Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y el doctor Pablo López-Silva, académico de la Escuela de Psicología de la UV. Como moderadora participará la doctora Sara Salum Alvarado, académica e investigadora de la Universidad de Valparaíso.

Las inscripciones se encuentran abiertas en el siguiente enlace:
https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSe7tHZGxaCsEO9MvW9B2AX39bod3n9h0AeE7-1B6HBrfYur2Q/viewform?usp=sf_link

El coloquio será transmitido vía streaming por www.uv.cl.

Mahia Saracostti: “Para mí es un honor formar parte del consejo académico de la Defensoría de la Niñez”

*“Creo que la política pública tiene que estar informada en la generación de conocimiento y en la investigación académica, científica y tecnológica que las universidades generamos”, afirma la profesora de la Escuela de Trabajo Social.

Como integrante del Consejo Académico de la Defensoría de la Niñez fue nombrada la semana pasada la profesora Mahia Saracostti Schwartzman, académica de la Escuela de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la UV, directora de la Cátedra Unesco Niñez, Juventud, Educación y Sociedad.

—¿Qué importancia tiene su nombramiento en la Defensoría de la Niñez, tanto en lo personal como en lo profesional?

“Lo primero es decir que la gestión de la Defensoría de la Niñez supone que es asesorada por este Consejo, en el que hay representantes de la sociedad civil, de organizaciones de la sociedad civil, hay representantes de organizaciones de niños, niñas y adolescentes —que es algo que me parece muy interesante, porque supone que es un consejo intergeneracional— y representantes del mundo académico. Yo estoy ocupando un cupo como consejera en representación del mundo académico, y creo que en nuestra calidad de universidades, adquiere especial relevancia poder impulsar procesos de formación profesional inicial y continua con enfoque de derechos de la niñez y la adolescencia que no se limite al caso de la educación o de las ciencias sociales, que es lo más común, sino que de manera transversal en las distintas disciplinas que se cultivan en nuestras instituciones

”Entonces, creo que la posibilidad de participar en la Defensoría me va a entregar insumos para poder aportar en esa lógica, en que el aporte es bidireccional: desde las universidades a la Defensoría y desde la Defensoría a las universidades. Desde la Defensoría a la Universidad creo que hay un análisis que tenemos que hacer; respecto del aporte de la Universidad hacia la Defensoría, creo que es fundamental que podamos promover investigación científica pertinente y relevante que implique necesariamente el rol de sujeto activo de niños, niñas y adolescentes en la generación de conocimiento, en particular aquellos aspectos que afectan la viva de niños, niñas y adolescentes, facilitando además que la autoridad pública pueda tomar decisiones informadas y que realmente considere sus voces. Creo que ahí nosotros como universidades tenemos un gran aporte que hacer en lo que dice relación con la generación de conocimiento. La política pública tiene que estar informada en la generación de conocimiento y en la investigación académica, científica y tecnológica que nosotros como universidades generamos. Creo que ahí también podemos hacer un puente con el rol de la Defensoría”.

—¿Qué funciones le corresponden como consejera académica?

“Las funciones propias del Consejo al cual yo fui invitada son básicamente asesorar a la defensora en aquellas cuestiones de competencia de la Defensoría de la Niñez; recibir propuestas de la sociedad civil relacionadas con el ejercicio y el rol de la Defensoría de la Niñez; generar propuestas de intervención o de acción en la Defensoría, y canalizar las opiniones de la sociedad civil respecto al rol y a las atribuciones de la Defensoría de la Niñez. Si analizamos todas esas funciones, claramente desde el mundo universitario, y particularmente desde nuestra universidad, nosotros podemos entregar esa asesoría, podemos generar propuestas innovadoras, podemos hacer también de puente entre el mundo académico, desde las distintas disciplinas, hacia la Defensoría, y por tanto incidir en la toma de decisiones y asesorar a la defensora.

”Para mí es realmente un honor formar parte de este Consejo; creo que la Defensoría de la Niñez es una de las instituciones que hacen un trabajo muy destacable a nivel nacional, es una institución éticamente muy rigurosa. Personalmente, me encanta el trabajo que ha hecho la defensora, Patricia Muñoz; ella ha sido una mujer con un gran liderazgo y con mucha valentía, que ha puesto en el tapete de la discusión pública y ha visibilizado las necesidades y también la relevancia de promover los derechos de niños, niñas y adolescentes en las distintas esferas del mundo social y político de nuestro país. Así que creo que vamos a poder generar puentes entre las universidades —y particularmente la Universidad de Valparaíso—, poner a disposición de la Defensoría todo el bagaje cultural que tenemos como universidades, todo el conocimiento que generamos, como ya dije, no solamente desde el mundo de la educación o de las ciencias sociales, sino que también de la salud, de las ciencias jurídicas y transversal en las distintas disciplinas que se desarrollan en la Universidad. Ahí hay un puente importante de trabajo colaborativo”.

—¿Qué importancia tiene vincular la Cátedra Unesco Niñez, Juventud, Educación y Sociedad con el trabajo en la Defensoría?

“La Cátedra Unesco es un sello de calidad y de reconocimiento internacional que entrega Unesco desde París, que en este caso se lo entregó a tres universidades —Universidad de Valparaíso, Universidad de La Frontera y Universidad de Tarapacá—, y por supuesto uno va aunando esfuerzos de poder incidir, colaborar, entregar el conocimiento acumulado en estas temáticas.

”La niñez y la adolescencia son un momento ideal para investigar, para intervenir, para incidir en la vida de las personas, en el buen sentido de la palabra. Y eso es no sólo porque sea un período de especial vulnerabilidad, sino también porque es un espacio de oportunidades. Lo que sucede en la niñez y en la adolescencia no sólo impacta en el bienestar de esta población, sino que también en el progreso de la sociedad completa, de nuestro país completo. Si uno por ejemplo revisa lo que dicen los Objetivos de Desarrollo Sustentable, la ODS, debiéramos poner nuestra atención como Estado de Chile en la protección de nuestro planeta contra un futuro peligroso e incierto, y la garantía de propiciar vidas seguras, justas, saludables e íntegras para las generaciones futuras, y en eso, niños, niñas y adolescentes están en el corazón de esta visión, con sus derechos, con sus perspectivas, con sus aportes. Por eso, yo creo que el poder participar de una instancia nacional de tanta relevancia como la Defensoría de la Niñez, va a implicar que podamos aportar directamente en esta etapa vital de niños, niñas y adolescentes.

”Creo que el contexto actual, histórico y político, nos entrega la oportunidad de avanzar en algunos principios básicos que como país hasta el momento no hemos implementado. Por ejemplo, el reconocer a niños, niñas y adolescentes como sujetos titulares de derecho en todos los segmentos sociales, en todas las edades, en todos los territorios. Creo que además hay que reconocer y acompañar el principio de autonomía progresiva, esta idea de que niños, niñas y adolescentes puedan ir avanzando en consideración a su capacidad autónoma en el ejercicio de sus derechos, ciertamente siempre considerando su edad y su nivel de madurez; que el Estado es el garante principal de pleno respecto a los derechos de niños, niñas y adolescentes. Nosotros, como universidad estatal, somos parte de esta responsabilidad, que creemos que desde el mundo de las universidades también hemos avanzado, y en eso la Cátedra Unesco tiene un rol importante en considerar que las políticas públicas tienen que incluir o considerar una perspectiva integral, interseccional de todos los ámbitos de niños, niñas y adolescentes y sus familias; que tenemos que reconocer diversas infancias y adolescencias. Esas premisas básicas están en la Cátedra Unesco y yo espero poder aportarlas en la Defensoría de la Niñez.

”La Cátedra Unesco busca avanzar en la generación de conocimiento y también en incidencia pública a nivel nacional e internacional en los elementos que dicen relación con la intersección entre el bienestar integral de la niñez y la adolescencia con la promoción de trayectorias educativas positivas y diversas. Entonces, probablemente, yo voy a poder aportar desde ese espacio a las discusiones que se produzcan en la Defensoría. El espacio y el contexto de la educación escolar y preescolar es clave, allí se juega no sólo el derecho a la educación, sino que también todos los derechos que se consagran, por ejemplo, en la Convención Internacional de los Derechos de la Niñez, que se ponen en ejercicio en el contexto escolar y en el contexto educativo”.

Mahia Saracostti es asistente social (Pontificia Universidad Católica de Chile), máster en Administración de Empresas (MBA, Pontificia Universidad Católica de Chile), PhD Social Welfare (City University of New York, USA).

Investigadora de Proyecto Anillo convocó charla sobre represión en América del Sur y su judicialización

*Hillary Hiner invitó a la doctora Francesca Lessa, en cooperación con Universidad de Oxford (RU).

“Geografías de terror y justicia: La coordinación represiva en América del Sur (1969-1981) y su judicialización” fue la charla que impartió la doctora Francesca Lessa, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, invitada por la doctora Hillary Hiner, en el marco del Proyecto Anillo SOC 180007 “Cultura política y postdictadura: memorias del pasado, luchas del presente y desafíos del futuro”, encabezado por la profesora Ximena Faúndez, de la Escuela de Psicología, y del que la profesora Hiner es investigadora titular.

La charla se desarrolló de manera virtual y fue transmitida por streaming. Contó con la participación de la invitada Francesca Lessa (Lecturer in Latin American Studies and Development, University of Oxford), con comentarios de Carolina Aguilera y Hillary Hiner. Está disponible para su visualización en el siguiente enlace:

.

Según expresó la doctora Hiner al término del evento, “nos quedamos muy felices con la charla de Francesca Lessa sobre la represión coordinada en el Cono Sur a través del Plan Cóndor y la búsqueda de justicia transicional en estos casos. Esta charla se enmarcó dentro de una cooperación internacional con la Universidad de Oxford en el Reino Unido, y contribuye directamente a nuestras líneas de investigación en el proyecto Anillo SOC 180007”.

Indicó asimismo que “en particular, me vino muy bien para pensar mis propios trabajos, y los trabajos de mi equipo de línea, que tienen que ver con violaciones de Derechos Humanos, violencia política sexual, justicia transicional, y los movimientos feministas en el Cono Sur”.

Francesca Lessa es docente e investigadora de la Universidad de Oxford, doctora en Relaciones Internacionales; desde 2006 se dedica a la investigación de temas de justicia transicional, Derechos Humanos, memoria, impunidad y la Operación Cóndor en América del Sur; es autora y coeditora de libros y artículos. En su exposición, la investigadora compartió algunos resultados de su investigación, que dio título a la charla, trabajo que desarrolla desde 2014 que publicará en un libro el 2022.

Su charla se dividió en tres partes: “Justicia de transición y crímenes transnacionales”, estado de la literatura y preguntas de investigación; “Coordinación represiva en América del Sur”, orígenes y características, y base de datos sobre delitos de la coordinación represiva; “Justicia por delitos transnacionales”, la denuncia de los delitos, tácticas de litigio estratégico y buscadores de justicia, y juicios Cóndor en Chile, Argentina e Italia. Al cierre de ello, expuso las conclusiones de su acucioso trabajo de investigación.

Luego, Carolina Aguilera hizo los comentarios sobre la exposición, partiendo por destacar la claridad con que Francesca Lessa abordó el tema, así como su trabajo de años sobre la Operación Cóndor. Asimismo, destacó el valor del trabajo de la investigadora como material de apoyo en la docencia de educación superior.

Abiertas matrículas para Postítulo Interdisciplinario en Gestión Social de Emergencias y Catástrofes

*Convocado por la Escuela de Trabajo Social Facso UV.

Se encuentran abiertas las matrículas para el Diploma de Postítulo Interdisciplinario en Gestión Social de Emergencias y Catástrofes, programa semipresencial convocado por la Escuela de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Valparaíso. Los interesados pueden postular online en postgrados.uv.cl.

Pueden postular a este Diploma quienes estén en posesión del grado de licenciado o de un título profesional de al menos cuatro años u ocho semestres de duración, cuyo nivel y contenido de estudios se corresponda con los necesarios para obtener el grado de licenciado requerido, condición que será evaluada y determinada por el director o coordinador del Programa.

Las clases se desarrollarán en modalidad semipresencial, con clases sincrónicas y asincrónicas en forma alternada, los viernes, de 15:00 a 20:00 horas, y sábados, de 10:00 a 14:00, cada quince días, durante seis meses, en la sede de la Escuela de Trabajo Social, Colón 2128, Valparaíso.

El profesional especialista en Gestión Social de Riesgo de Emergencias y Desastres cuenta con perspectiva en Derechos Humanos, un repertorio teórico y metodológico para intervenir en la prevención, mitigación y respuesta oportuna ante daños sociales provocados por los desastres. Con una actitud proactiva, colaborativa y centrada en, desde y para los sujetos, el profesional especialista tendrá capacidad para trabajar en equipos interdisciplinarios, intersectoriales e interinstitucionales y articuladamente con servicios públicos y privados de nivel nacional y local.

Plan de estudios

El plan de estudios considera los siguientes módulos:

−Teorías, concepciones y modelos sociales explicativos de los desastres y emergencias (DPIGSED 101).

−Modelos, estrategias e instrumentos de gestión social de riesgos de desastres y emergencias (DPIGSED 102).

−Políticas, normas e institucionalidad de Gestión de Riesgos de Desastres Pública y privada (DPIGSED 103).

−Componentes, sujetos y procesos sociales en la Gestión Social de Riesgos de Desastres y emergencias (DPIGSED 104).

−Riesgos de desastres socio naturales en el entorno urbano, portuario y de planeamiento territorial (DPIGSED 105).

−Taller de diseño de proyectos de Gestión Social de Riesgos en contextos de Desastres y emergencias (DPIGSED 106).

Cuerpo académico

El programa será impartido por los siguientes académicos:

Violeta Flores, trabajadora social, magíster en Educación mención gestión de Calidad, coordinadora académica del Diploma de Postitulo Interdisciplinario en Gestión Social de Emergencias y Desastres.

Sandra Arito, trabajadora social, magíster en Salud Mental.

Patricio Winckler, doctor en Ingeniería Civil y medio ambiente, magíster en Ingeniería Civil y Medio Ambiente, investigador CIGIDEN.

Héctor Díaz, trabajador social, doctor © en Investigación Gerontológica.

Rodrigo Cabrera, del Valle, psicólogo, doctor en Intervención Psicosocial.

Claudio Carrasco, doctor en Arquitectura, director del Magíster en Desarrollo Regional y Medioambiente.

Alfredo Carballeda, trabajador social, doctor en Trabajo Social y postdoctorado © por la Universidad Río de Janeiro.

Bruno Saldias, geógrafo, magíster en Desarrollo Urbano, Pontificia Universidad Católica de Chile, PUC.

Mauricio Reyes, ingeniero civil UTFSM, Master of Disaster Management GRIPS/BRI – Japón, investigador CINVIT.

Consultas al email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., fono + 56 32 2508652.

Las instituciones patrocinadoras son las siguientes: Colegio de Trabajadores Sociales de Chile A.G., Colegio de Arquitectos Región de Valparaíso, Academia Capacitación Subdere y Onemi del Ministerio del Interior y Seguridad Pública.

Unidad
Universidad de Valparaíso